India abarata la energía solar de manera histórica para divorciarse del carbón

De su desarrollo con fuentes limpias depende la salud del planeta.

  • Compartir en Facebook

India, el tercer país más contaminante del mundo, se comprometió a una misión difícil en el acuerdo de París: que el 40% de su electricidad procediera de energías renovables para el año 2030. El objetivo se insertaba dentro de una trama compleja. India, nación en desarrollo, aspira a mejorar su economía y con ella las condiciones de vida de millones de ciudadanos pobres. Pero el planeta se encuentra al límite y hace sentir cada vez más los temibles efectos del cambio climático.

Teniendo en cuenta el contexto, lo que el martes ocurrió es algo digno de celebrarse.

En la subasta eléctrica en el estado de Rajastán, los precios de la energía generada a partir de paneles solares descendieron un 40%, una caída que se calificó de “histórica” a nivel mundial. Las compañías eléctricas Phelan Energy y Avaada Power ofrecieron la energía solar a 0.037€ el kilovatio hora. La anterior oferta más baja había sido 0.06€ por kWh el pasado febrero.

No es la primera vez que asombra el divorcio que India está teniendo con los combustibles fósiles. A finales de este año, el Gobierno publicaba el boceto de un plan nacional de electricidad a diez años en el que se apuntaba que el 57% de la electricidad total del país provendrá de energías limpias para 2017. Un abandono de las fuentes contaminantes que supera al planteado en la cumbre de París.

  • Compartir en Facebook

Estas pequeñas victorias en el abaratamiento de la energía limpia se deben a numerosos inversores extranjeros. Ante la imposibilidad del Gobierno indio de realizar cuantiosas inversiones en proyectos de energías renovables, el ministro de Energía, Piyush Goyal, ha puesto mucho trabajo en solicitar a países y empresas más ricas que apostaran por ellos. Y el llamamiento funcionó.

“La India tiene un primer ministro diciendo que este es su objetivo número uno y a un ministro de energía hablando de ello todos los días. No hay duda en la mente de nadie acerca del compromiso [del país] con este programa y su respaldo”, dijo Tim Buckley, director del Instituto de Economía de la Energía y Análisis Financiero, a The Guardian para explicar la confianza en la inversión.

Aun queda mucho camino, pero los pasos que se dan dejan entrever que desarrollo y ecología pueden ir de la mano.

Fuente: playgroundmag


Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo