Niños refugiados en Grecia se prostituyen para que las mafias les lleven a Europa

Un nuevo informe de la Universidad de Harvard revela que es la única salida que muchos tienen para sobrevivir cuando Europa no les protege.

  • Compartir en Facebook

Miles de niños refugiados dejaron sus países huyendo del terror. Sin embargo, lo que no imaginaban al llegar a Europa es que se encontrarían con él de nuevo. Aunque, en esa ocasión, con otro rostro.

Un nuevo informe de la Universidad de Harvard indica que niños de Siria, Afganistán, Pakistán, Irak e Irán, que se han quedado atrapados en Grecia en el intento de llegar hasta otros países de Europa, se están viendo obligados a prostituirse para pagar a los contrabandistas que les podrían sacar del infierno particular en el que ahora viven.

Se trata de una dramática práctica para la cual sus clientes, la mayor parte de ellos hombres de 35 años o más, les pagan un promedio de 15 euros por transación sexual y que lleva a muchos a convertirse en adictos a las drogas. Algo que solo les hace tener menos posibilidades de conseguir el dinero con el cual pagar a las mafias para que les saquen de Grecia.

  • Compartir en Facebook

La desgarradora situación se describe en el informe del Doctor Vasileia Digidiki y de la profesora Jacqueline Bhabha como “una creciente epidemia de explotación sexual y abuso de niños migrantes”.

“Esta emergencia ya no puede ser ignorada. Ya no podemos permanecer inactivos mientras los niños migrantes sufren abusos y se ven obligados a vender sus cuerpos a plena luz del día en el corazón de Atenas para sobrevivir”, denunció Digidiki.

El informe confirma que la mayor parte de los niños que han llegado solos a Europa no están siendo protegidos ni acompañados a un lugar más seguro. Esta evidencia se confirma con el hecho de que agencias griegas de protección a la infancia recibieron en 2016 referencias de 5.174 niños migrantes no acompañados. Sin embargo, a finales del mismo año solo 191 fueron trasladados a otros países de la Unión Europea.

Se trata de una práctica para la cual solo cobran un promedio de 15 euros y que lleva a muchos a convertirse en adictos a las drogas

“Lo que estos números subrayan es la renuncia de muchos países europeos en proporcionar a los niños refugiados un hogar seguro y permanente”, declaran los autores del informe.

Actualmente, el 50% de los niños que no se encuentran junto a sus familias en Grecia están esperando a que les lleven a centros especializados para menores. Es decir, en estos momentos, hay miles de niños desamparados que son carne de cañón para ser explotados sexualmente.

Fuente: playgroundmag


Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo