Un hotel de Castellón impide el alojamiento de un grupo de personas con síndrome de Down

La dirección del hotel envió un correo electrónico en el que comunicaba la cancelación de la reserva por ser los clientes “minusválidos”. Cuando el grupo intentó hacer el ‘check-in’ se les comunicó que no había reserva alguna a su nombre y que no había habitaciones disponibles. La empleada del hotel se negó a comprobar el documento de ‘check-in’.

  • Compartir en Facebook
El Hotel Roca (Vinaroz, Castellón) impide el alojamiento de un grupo de personas con síndrome de Down | hotelroca.com

Los responsables de la Fundación Catalana Síndrome de Down han presentado este miércoles una denuncia ante los Mossos d’Esquadra contra un hotel de Vinaroz (Castellón) porque negó el alojamiento a un grupo de personas con síndrome de Down.

Según la denuncia, el Hotel Roca de Vinaroz canceló el pasado 13 de abril la reserva que habían realizado un grupo de personas con síndrome de Down u otras discapacidades intelectuales que participan en el Servicio de Tiempo Libre ‘Conecta’ de la Fundación Catalana Síndrome de Down.

Una portavoz de la fundación ha explicado que la fundación ha decidido presentar la denuncia ante la policía autonómica porque considera el hecho “una vulneración de los derechos humanos y una clara discriminación hacia las personas con síndrome de Down u otras discapacidades intelectuales”.

La fundación y la agencia de viajes aseguran que la empleada les denegó el acceso a una hoja de reclamaciones

En un comunicado conjunto, la fundación y la agencia de viajes a través de la que la fundación contrató el hotel han denunciado que cuando el grupo intentó hacer el ‘check-in’ en el Hotel Roca Vinaroz se les comunicó que no había reserva alguna a su nombre y que no había habitaciones disponibles. Según la fundación, la empleada del hotel se negó a comprobar el documento de ‘check-in’ “e ignoró el número de reserva o cualquier solicitud de una explicación, llegando incluso a denegar el acceso a una hoja de reclamaciones”.

La empleada que atendió al grupo ha asegurado en una conversación telefónica que “en ningún caso es una discriminación, sino que no había alojamiento disponible” y ha afirmado que “trató al grupo correctamente” y que fue a ella a quien gritaron y trataron mal. “Quizá ellos querían tener más atención, pero en aquel momento tenía mucho trabajo. Fueron ellos los que me gritaron, yo sólo les iba pidiendo perdón por no poderles alojar”, ha detallado.

“Fue un momento en que estaba yo sola atendiendo a otras personas y les pedí disculpas porque no habían habitaciones disponibles, que era lo único que podía hacer. Aquí no discriminamos a nadie, porque hemos tenido a otras personas discapacitadas sin ningún problema. Si hubiéramos tenido habitaciones se las hubiéramos dado”, ha añadido.

“Este acto es ilegal y discriminatorio”, asegura la fundación

La versión de la fundación es que la reserva estaba hecha desde el 28 de febrero, gestionada por Viajes Travelfast, especialistas en Turismo Accesible, “pero en el Hotel Roca, sin más explicaciones, se les indicó que no podían hacer nada más por ellos”.

Según la fundación, la agencia contactó con el operador turístico para saber cuál había sido el problema y éste les comentó que la noche anterior, la del 12 de abril, la dirección del hotel envió un correo electrónico en el que comunicaba la cancelación de la reserva por ser los clientes “minusválidos”. “Este acto es ilegal y discriminatorio y no es motivo de cancelación de una reserva de hotel. Se avisó al hotel del error que estaban cometiendo, pero no se obtuvo ninguna respuesta, ni vía correo electrónico ni por teléfono”, ha asegurado la fundación.

La agencia de viajes y el operador ofrecieron una alternativa, el Gran Hotel Las Fuentes en Alcocéber (Castellón), asumiendo los gastos derivados de la cancelación unilateral por parte del hotel, por lo que finalmente los jóvenes pudieron disfrutar de las vacaciones que ellos mismos habían organizado, “aunque tuvieron que cambiar sus planes debido a la decisión del hotel”.

Los responsables de la fundación han explicado que hasta hoy “ni la agencia de viajes ni la Fundación, y sobre todo los clientes que iban a pasar sus vacaciones, han recibido por parte del hotel una disculpa ni respuesta”.

La Agencia de Viajes Travelfast y la Fundación Catalana Síndrome de Down han lamentado este hecho, que consideran “un caso claro de discriminación y que vulnera además la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad”.

Fuente: antena3


Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo